Ser y Pertenecer

Rastros de la historia humana

El ADN (material genético) presente en las mitocondrias o ADN mitocondrial se hereda sólo de la madre y permite establecer el grado de parentesco entre distintas poblaciones por vía materna. Mientras menores sean las diferencias genéticas, más emparentadas están las poblaciones. Los cambios genéticos o mutaciones suceden aproximadamente cada 10 mil años y quedan registrados en el ADN mitocondrial, que funciona como un reloj molecular, ya que permite datar la fecha de separación de dos o más linajes a partir de un ancestro común.

Rastreando el ADN mitocondrial en mujeres actuales, se llegó al linaje más antiguo que está en África y corresponde a una mujer que habría vivido hace 150 mil años.

Rastros de la historia humana

 

 

 

Colocar aquí el contenido para id "pie"