Ser y Pertenecer

Hecho para andar

Para perpetuarse en el tiempo, cada especie tiene su propia historia 
de vida. Sus distintas etapas se caracterizan por cambios madurativos. 

Al final de la lactancia el chimpancé ya tiene su primer diente, 
mientras que en el hombre aparece hacia los 6 años.

Uno de los cambios más importantes en la evolución humana fue la aparición de la postura erecta y la marcha bípeda como mecanismos de desplazamiento.

Entre las modificaciones evolutivas del esqueleto humano encontramos:

El chimpancé tiene un andar muy oscilante en tierra y exige grandes movimientos del cuerpo con poco avance en distancia y mayor gasto de energía.

El hombre da pasos firmes sin grandes movimientos del tronco, ahorrando energía en la marcha.

Hecho para andar
- Hacé un click en la imagen para ampliarla -

 

 

 

 

Colocar aquí el contenido para id "pie"